Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe
Agenda 2030

Agenda 2030

  • sistema alimentario
    100
    de 169 metas de los ODS, son relevantes para las funciones y actividades del sistema alimentario
  • cooperación
    Meta 17.9
    Cooperación internac. en creación de capacidades, es relevante para producción y consumo sostenibles
  • monitoreo
    26
    de 54 metas identificadas como más relevantes, se seleccionan para efectos de monitoreo y evaluación
  • La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un marco universal, integrado e indivisible para encarar los grandes desafíos del desarrollo sostenible, que tiene particular relevancia para las políticas orientadas a los sistemas alimentarios.

  • Las políticas para fortalecer el sistema alimentario, tomando como referencia la Agenda 2030, se pueden agrupar en dos grandes ámbitos: a) producción y consumo sostenibles y b) seguridad alimentaria y bienestar social.

  • Las metas de la Agenda 2030 permiten identificar políticas en los ámbitos productivo, social y ambiental que contribuyen a incrementar la competitividad, la sostenibilidad y la inclusión del sistema alimentario.

Resumen de: Agenda 2030

En este capítulo se propone una metodología para formular políticas dirigidas a fortalecer el sistema alimentario, la cual se basa en el análisis de redes y toma como marco de políticas la Agenda 2030.

El análisis desarrollado permite identificar dos grandes ámbitos de políticas. El primero, caracterizado como de producción y consumo sostenibles de alimentos, es articulado por las actividades del sistema alimentario relativas a la producción, el procesamiento y empaque y el consumo de alimentos, por la función de seguridad alimentaria y por una meta del ODS 17 sobre fortalecimiento de capacidades (17.9). El segundo, caracterizado como de seguridad alimentaria y bienestar social, es articulado por los elementos del uso y acceso de la seguridad alimentaria, la función de bienestar social y la meta del ODS 2 relativa a la eliminación del hambre (2.1).

El capítulo destaca la relevancia de la coordinación y la articulación de políticas entre diversos sectores para fortalecer la competitividad, la inclusión y la sostenibilidad del sistema alimentario, principalmente entre el sector agropecuario y los sectores de finanzas y comercio, de salud y educación, de agua y energía y del ambiente. Esa coordinación es importante en el marco de la Agenda 2030 y es particularmente relevante en las políticas para el sistema alimentario.

Las metas establecidas como prioritarias permiten identificar políticas relevantes en ámbitos como la alimentación y nutrición, el incremento de la productividad, el fomento de la producción y el consumo sostenibles, la promoción de la producción y consumo de energía renovable, el fomento productivo, la gestión del ambiente y cambio climático, el acceso a mercados, la inclusión y protección social, la valorización de residuos agrícolas y agroindustriales y la cooperación para el desarrollo. También se identifican retos para el monitoreo y se destaca la relevancia del análisis de redes para apoyar la formulación de políticas en línea con la Agenda 2030