Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe
agricultura comercio

Contexto agrícola

  • ingresos reales
    -23%
    Mayor caída presentada en los ingresos reales en países exportadores de granos y oleaginosas de ALC
  • logística
    40% en ALC
    Es el costo de logística respecto al precio final (en países desarrollados es de 8%)
  • IoT agricultura
    < 5%
    de las conexiones de internet en ALC son >15Mbps, un reto para adoptar “big data” en el sector
  • En ALC (América Latina y el Caribe), un grupo de 11 países mostró en 2015 crecimientos significativos en los ingresos agrícolas reales (>5%), pero crecimientos moderados en los volúmenes de producción agrícolas; en contraste 12 países, principalmente exportadores de granos y oleaginosas, experimentaron caídas de hasta un 23% en sus ingresos agrícolas reales.

  • La eficiencia de las regulaciones es mayor en los países de ingreso alto e ingreso medio alto, y menor en los países en desarrollo; los costos de logística en ALC pueden representar hasta el 40 % del precio final, comparado con el 8 % en países desarrollados.

  • De no ampliarse la adopción de datos masivos en todo el sector agrícola, el riesgo es que estos se conviertan en otra fuente de inequidad entre productores y empresas; el uso de internet en la región alcanza el 55 % de la población, pero no más del 5 % de las conexiones superan velocidades de 15 mbps.

Resumen de: Contexto agrícola

A largo plazo (diez años), un grupo importante de países (ente ellos Chile, Colombia, Guyana, Perú y República Dominicana) ha mostrado crecimientos sostenidos del volumen de la producción y de los ingresos agrícolas reales. Por otra parte, en países agroexportadores netos de América del Sur (Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay) la producción aumentó, pero los ingresos reales cayeron, debido a que estos países se especializan en la producción de cereales y oleaginosas, cuyos precios internacionales se desplomaron en los últimos tres años. Otro grupo de países (la mayoría del Caribe: Belice, Bahamas, Barbados, Dominica, San Cristóbal y Nieves) presentó tasas negativas de crecimiento de los volúmenes de producción y los ingresos agrícolas reales, provocadas fundamentalmente por sequías, enfermedades y plagas.

Los datos preliminares para el año 2016, respecto al 2015, indican que la producción agrícola creció en varios países de ALC. El valor agregado agrícola (VAA, en moneda local constante) creció 10 %, 7,9 %, 5 %, 4,5 %, 4,1 % y 3 % en República Dominicana, Santa Lucía, Costa Rica, Brasil, México y Haití, respectivamente. Esos porcentajes de crecimiento contrastan con los observados en Guyana (0,3 %), Colombia (0,5 %) y Chile (3,2 %), cuya tasa de crecimiento de 2016 fue menor a la de 2015. Por otra parte, varios países del Caribe fueron afectados por el huracán Mathew y por la enfermedad de Pierce en el sector de los cítricos (enverdecimiento).

Las proyecciones de cambio en el VAA en 2017 son conservadoras; se estima que serán de aproximadamente 4,9 % para Santa Lucía, 3,5 % para Chile, 3,2 % para México, 2,3 % para Costa Rica, 2,1 % para Colombia, 2 % para Brasil y 1,9 % para Guyana. En otros países las expectativas son menores al 1,5 %.

Por otra parte, los precios internacionales de los productos básicos (en dólares y ajustados por la inflación) muestran una tendencia al alza, excepto los de los cereales. En promedio, los precios de los cereales, anualizados a febrero de 2017, bajaron 6,2 %, siendo la primera vez en más de una década que los precios de los granos presentan un comportamiento distinto del de los precios de los otros grupos de alimentos. La mayoría de los precios que subieron en dólares constantes lo hicieron en menor proporción en monedas locales.

En lo referente al comercio agroalimentario, en 2015 las exportaciones mundiales agroalimentarias (capítulo 1-24 del Sistema Armonizado) cayeron 11,2 % con respecto al año anterior; sin embargo, en ALC solo cayeron 7,7 %, lo que confirma que el desempeño de esta región fue mejor que el de otras regiones del mundo.

Dentro de ALC, la subregión Central mostró la disminución más baja de sus exportaciones (2,6 %), debido en parte a la cercanía de los países que la integran a los Estados Unidos, cuya economía está en recuperación. Le siguieron en orden descendente la subregión Caribe, cuyas exportaciones agroalimentarias experimentaron una caída de 6,3 %; la subregión Andina, con una tasa de decrecimiento de 6,5 %, y finalmente la subregión Sur, cuyas exportaciones disminuyeron 10,5 %, principalmente como resultado de la reducción de las exportaciones de oleaginosas. Debido al peso comercial de la subregión Sur, esta fue la responsable del 93 % de la caída en las exportaciones agroalimentarias de ALC.

Los datos preliminares muestran que en 2016 se dio una recuperación del crecimiento de las exportaciones agroalimentarias de ALC. Según datos espejo del ITC (2017), en 2016 las exportaciones agroalimentarias a nivel mundial cayeron 3,58 %. Por otra parte, de acuerdo con datos oficiales de 2016 de doce países de ALC reportados en la base de datos COMTRADE al momento de la edición de este documento (ONU 2017), las exportaciones agroalimentarias de la región solo habrían descendido 0,04 %, lo que es poco significativo en comparación con la caída en las exportaciones agroalimentarias a nivel mundial y con la disminución observada en las exportaciones totales de mercancías de ALC (de -2,55 %) en el mismo período.